duminică, mai 07, 2006

Kioto, sí, señor Bush

SANDRO POZZI

Greg Nickels es la figura más destacada de EE UU en la lucha contra el cambio climático. El alcalde de Seattle abandera el US Mayors Climate Protection Agreement, un pacto suscrito ya por 227 ciudades en las que viven más de 44 millones de personas. No son los únicos que están adoptando sus propios planes para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y esquivar la negativa de la Casa Blanca a suscribir el protocolo de Kioto. Los estados y las empresas también están actuando por su cuenta.
Al alcalde de Seattle y otras figuras comprometidas con la protección del medio ambiente, como el ex vicepresidente Al Gore, se les conoce ya como los neo-greens, los nuevos verdes. Nickels considera que el cambio climático es "una realidad urgente", por eso anima a las autoridades locales a que alcen las espadas en esta acción global. Y no oculta su rabia al ver que su país no firma Kioto. "Me siento avergonzado", dice, "por eso me he comprometido como alcalde a hacer algo".
Junto a Seattle, hay otras ciudades dispersas por las dos costas del país, grandes y pequeñas, comprometidas en reducir sus contaminantes y que se preocupan por el daño de la política medioambiental que profesa la Administración que preside George Bush. Entre los ayuntamientos que integran el US Mayors Climate Protection Agreement destacan Los Ángeles, San Francisco, Miami, Atlanta, Chicago, Boston, San Luis, Las Vegas, Nueva York, Filadelfia o Washington, entre un total de 227 ciudades.
El acuerdo se suscribió en junio de 2005 y se sustenta sobre tres principios: alcanzar o superar los objetivos de Kioto en sus comunidades; urgir a sus respectivos gobiernos estatales y federales para que adopten políticas para conseguir que se cumpla o rebase el objetivo de reducción del 7% sugerido en Kioto para EE UU; y se pide al Congreso que apruebe una legislación para la reducción de los gases de efecto invernadero.

Más, en El País.

Niciun comentariu: